Un perro | Alejandro Palomas

(Ficha completa pinchando en la portada)
«R estaba sentado en la alfombra, junto a la cama, exactamente como le había visto la noche de la tormenta que un año antes nos había cambiado la vida a los dos. Me miraba fijamente y jadeaba, inmóvil, como cuando en verano se tumba al sol en la terraza, envuelto en calor.» 
Sentados en una cafetería una tarde de principios de verano, Fer y su madre, Amalia, esperan una llamada que no llega. Durante las horas siguientes, Fer hará lo imposible por ocultar lo que se esconde tras esa temida llamada que puede hacer añicos la calma que se ha instalado en la familia desde que, siendo apenas un cachorro, R llegó a su vida. Pero quizá esa calma sea más precaria de lo que parece. Cuando el teléfono por fin suena, la noche traerá consigo una inesperada compañía, y con ella llegarán un torrente de confesiones, verdades que quizá no lo eran tanto y las cinco letras de un nombre que, tirando del álbum familiar, Fer deberá atreverse a invocar para que la vida vuelva a mostrarle, a él y a los suyos, su mejor versión.
Un perro no es solo el retrato del fascinante vínculo entre un hombre y su perro, sino también un remolino de emociones en el que confluyen una mirada tierna y cruda al universo familiar y un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

En esta novela volvemos a encontrarnos con la familia de Fer, tres años después de aquella cena familiar a la que asistimos en Una madre.
Está narrado, como la anterior ocasión, por Fer; un Fer afligido que echa de menos muchas cosas… que echa mucho de menos, en general.
Los personajes principales no varían, pero los secundarios sí. Unos se van, otros se quedan, y otros… ya no están, pero siguen ahí (tendréis que leerlo para comprender esta parte).
Los personajes, todos, han vuelto a llegarme al corazón, y no son unos personajes cualquieras… son prácticamente como personas. Yo ya los veo como si me los fuera a encontrar. Amalia con sus locuras, Silvia con sus excentricidades, Emma con sus fantasmas, y Fer con su hermetismo son ya parte de mí.
Esta novela vuelve a tener un ritmo sorprendente, y eso que es de esas que tienes que parar porque las emociones no te dejan seguir leyendo, pero a la vez no puedes dejar de leer porque necesitas saber, necesitas acercarte a estos personajes, necesitas conocerlos mejor… Necesitas.

Antes de hablar de cualquier otra cosa, el primer punto que quiero destacar es la forma de escribir de Alejandro Palomas. Además de con una emoción desbordante y con una prosa muy poética (parece contradictorio pero creedme, él lo hace posible), me he fijado en que Alejando Palomas escribe con secretos. Me explico. Primero nos deja caer que hay algo que desconocemos, y no es hasta un par de capítulos más tarde  cuando nos los desvela. Sabemos que va a ser doloroso, y parece que esas páginas que hay entre medias es para que vayamos preparándonos para el golpe.
Como os podéis imaginar por el título, en el libro hay un perro, pero lo importante aquí es la relación que se establece entre este perro y su dueño. Al contrario de lo que se piensa, que tengas un perro, o una mascota, no te convierte en su dueño, solo el animal decide quién es su dueño. 
R es muy inteligente, y la relación que se va forjando con Fer es tan especial y va tan poco a poco… Ser partícipe de esto me ha hecho comprender muchas cosas, cosas que solo se pueden comprender si te abandonas a tu mascota, si te confías totalmente a ella. Cosas que solo experimentas si hay un animal en tu vida.
Otra cosa que quiero decir que es NECESITO (sí, con mayúsculas), un libro dedicado a Emma. Es un personaje con el que he empatizado mucho,  y quiero conocerla más. Por eso hago un llamamiento desde aquí: Alejandro, preséntanos a Emma, déjanos conocerla y  que forme parte de nuestras vidas como solo tú sabrías hacerlo, por favor.
Estoy muy agradecida con este libro, tanto que no sé expresarlo. También estoy rota, pero arreglada. Y aliviada. Y quiero más. 
No dejes de deleitarnos con tu mgia, Alejandro, y dale a R todos los mimos que queremos darle todos los que hemos leído Un perro.

PD: la calificación es para que os hagáis una idea, pero realmente yo creo que este es un libro con un valor incalculable, por todo lo que nos puede hacer sentir.

Paperblog

10 comentarios sobre “Un perro | Alejandro Palomas

  1. Yo no termino de tenerlo claro. Leí “Un hijo” el año pasado, ha sido lo único que he leído de Palomas, y me gustó pero no me emocionó tanto como a otros lectores. No he leído “Una madre”, y quisiera hacerlo antes de ponerme con este. Ya veremos.
    Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s