Violet y Finch

Violet está rota. Finch está roto. ¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse?
Esta es la historia de una chica que aprende a vivir de un chico que pretende morir; de dos jóvenes que se encuentran y dejan de contar los días para empezar a vivirlos.
Violet y Finch es una historia narrada en primera persona por sus dos protagonistas (¿adivináis sus nombres?). En esta ocasión, este tipo de narrador me ha puesto un poco de los nervios, porque aunque Finch es algo más decente, Violet me ha parecido una pedante dramaqueen. Es un personaje al que le he acabado cogiendo manía, exceptuando las últimas… ¿50 páginas?

Bueno, de los personajes no hay mucho que decir. Tanto Finch como Violet son dos adolescentes cuyas vidas están truncadas de alguna manera y piensan que su única salida es el suicidio. Todo cambia cuando se conocen y empiezan a hacer un trabajo de clase juntos. Se intentan animar, y entre ellos nace algo más que amistad. 
Finch me ha gustado bastante más que Violet, porque intenta darle un sentido a todo, y lleva a la máxima el lema que a mí más me gusta desde siempre: Carpe Diem. Violet, por el contrario, ha sido un personaje que me echaba para atrás… no hace más que lamentarse y no querer salir adelante, y como en general no me gusta la gente victimista, por extensión tampoco me gusta ella.

En cuanto al ritmo de la novela, me lo he encontrado bastante ágil. La autora utiliza un lenguaje y un estilo muy sencillos, y los capítulos son cortos, y esto da como resultado un ritmo muy fácil de seguir. La novela te la acabas en un abrir y cerrar de ojos. 
Pasemos ahora a las impresiones. Decidí leer este libro porque hay una nueva plataforma que ha puesto a nuestra disposición la Editorial Planeta (llamada Zona de lectura), y quería probar a leer desde ella. Lo malo de esta plataforma es que es solo para móviles y tablets (y online), así que para leer en el móvil preferí algo corto y fácil. Vi este y otro par más del estilo, pero de este justo había leído  dos o tres reseñas y me animé.
No me esperaba un novelón, ni nada por el estilo, y no iba con las expectativas altas, pero me ha sorprendido para bien. Ha resultado que Finch me ha gustado bastante como personaje, y por eso he disfrutado más de la novela de lo que pensaba.
Quería comentaros también que parte del final me la esperaba, pero por mi mentalidad más que porque sea previsible. Y aún así, no me ha gustado el desenlace, yo lo prefería de otra forma. 
Otro aspecto importante que me gustaría recalcaros es que se me ha parecido mucho al estilo de John Green. Esa prosa sencilla, la temática juvenil, pero escondida entre sus comas y sus puntos hay una profunda reflexión moral y vital, y yo me quedo con eso. Así que ya sabéis: si os gusta John Green, especialmente Ciudades de papel (que es a la que más se me ha parecido), os recomiendo que leáis Violet y Finch.

Paperblog

7 comentarios sobre “Violet y Finch

  1. No sé por qué pero tengo como una especie de odio a los libros que se titulan con los nombres de los protas (Violet y Finch, Zack y Mia, Eleanor y Park). La cuestión es que no he leído ninguno, pero no sé por qué tengo la sensación de que uno de los personajes no me va a gustar y eso va a hacer que odie el libro en general.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s