Todo puede cambiar en un instante

TODO PUEDE CAMBIAR EN UN INSTANTE

Editorial Planeta.Sello Esencia.


Connie Jett nació en Argentina en 1983. Estudió Filosofía en la Universidad de Buenos Aires y Comunicación Intercultural en la Universidad de Génova. Desde 2002 vive en Europa, entre Italia y España.

Trabajó como periodista para la televisión italiana y para diversas revistas. En la actualidad es profesora en una escuela infantil y una apasionada de la literatura romántica.

Es la autora de Mi colección de secretos, novela chick lit galardonada con el premio Mejor novela contemporánea 2012 por la web romántica «Autoras en la sombra».

Cristina tiene todo cuanto desea: trabaja media jornada en una peluquería, vive con Toni, un prestigioso veterinario, y está organizando la boda del siglo, su boda. Sin embargo, un día escoge el camino equivocado y comete el peor error de su vida. Arrepentida y ya sin remedio, se ve obligada a anular todos los preparativos y a aprender a convivir con la tristeza y la soledad.

Con la ayuda de su amiga Lola y de varias clientas, consigue rehacerse, pero el corazón de Cristina es muy traidor, y no deja de meterla en líos. Cuando parece que el destino le ha dado una tregua y consigue hacer las paces con una nueva Cristina, nuestra joven protagonista se ve reflejada en unos ojos que jamás ha podido olvidar, los ojos de su amor verdadero, que harán que su vida de nuevo cambie en un instante.

Una deliciosa e íntima novela que nos invita a reflexionar sobre el amor y los reveses del destino bajo la perspectiva fresca y divertida de la inolvidable Connie Jett.


Como ya estamos acostumbrados en el género chik-lit, esta novela está narrada en primera persona por Cristina, nuestra protagonista principal. No se puede decir mucho más del narrador… Para la gente que esté acostumbrada ya sabe cómo va: muchos pensamientos del narrador/narradora, pero eso hace que nos alejemos inevitablemente de los demás personajes.
En cuanto a los personajes, son un poco estereotipos. No hay nada nuevo. En este sentido, la autora no inventa nada que no hayamos visto antes: protagonista treintañera con crisis existencial, mejor amiga que la apoya y la distrae, novio que la deja porque ella comete un error, otro chico que aparece en escena. Esos son básicamente los personajes que conforman esta novela: Cristina en el papel de protagonista, Lola en el de mejor amiga, Toni en el de novio que la abandona y Salva en el de muchachote que aparece de “improviso”. Destaco, eso sí, la personalidad de Lola (sí, es sorprendente, pero me ha llamado la atención que la mejor amiga sea quien tenga el mando en cuanto a personalidad). Es muy graciosa y dicharachera, y siempre tiene una respuesta o una lección.
La ambientación es poco relevante: no se describen con gran detalle los escenarios, simplemente están esbozados, digamos, con un trazo fino. Los lugares más llamativos, más recurrentes, son la peluquería donde trabajan Cristina y Lola, y la casa de Cristina.
En cuanto a técnica narrativa, tampoco sobresale mucho este aspecto. Mucho pensamiento de Cristina, muchas impresiones. También aparece bastante diálogo, sobre todo entre Cristina y Lola, pero predomina el monólogo, o podríamos decir las conversaciones que la protagonista mantiene con ella misma.



Bien, he de decir que no es de las mejores novelas que he leído, atendiendo tanto al estilo literario como a la “originalidad” de la novela. Está claro que pertenece al género chik-lit, al género que yo llamo “de desahogo”. ¡Ojo! No estoy menospreciando para nada el libro, ni diciendo que esté mal escrito. Simplemente digo que con esta novela no se inventa nada, no es original en su desarrollo, y si algo destaco que me ha gustado bastante es el giro final que tiene.

Otro punto a favor de la novela es la manera tan contundente de expresarse que tiene la autora. Con frases como las siguientes, consigue que captes el mensaje a la perfección.

“De un día para otro, una tontería hace que lo pierdas todo, que te encuentres en medio de un choque y tú tengas la culpa, porque el de delante pegó un frenazo inesperadamente. Lo pierdes todo, todo.”

“Es muy duro ver algo que no quieres aceptar. A veces necesitas bofetadas de palabras de manos de un desconocido para abrir los ojos.”

Y por otro lado, el libro también está plagado de frases bonitas y sinceras sobre el amor. Si coges el libro en un momento romanticón y mimoso, vas a acabar con un montón de post-its por ahí. Como ejemplo:

“Por eso yo creo que hay que vivir cada momento como si fuera mágico, el mundo no se detiene. Ama. Ama tu soledad, ámate a ti misma, ama para poder amar todo lo que te rodea. Tú puedes con todo.”

Poco más puedo decir de la novela. Pese a que lo cogí en un momento de estrés y resultó ser el propio para desfogarme, y aún teniendo ese giro que pilla totalmente por sorpresa (aunque luego sigas prediciendo lo que va a pasar el resto de la novela), no puedo darle más de un 2. Sencillamente porque no es un género que me encante, solo lo uso para desfogarme, para pillar algo “sencillo”, y porque me ha resultado demasiado parecido a otros.

2 comentarios sobre “Todo puede cambiar en un instante

  1. He leído otras reseñas sobre este libro y ya lo tenía prácticamente descartado: este género lo toco poco y parece que la novela no inventa nada, así que mejor lo dejo pasar. 1beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s