Ciudades de papel

CIUDADES DE PAPEL
Sinopsis

En su último año de instituto, Quentin no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón… Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas.

La novela, impresiones
Una vez más, y ya es la tercera, John Green vuelve a dejarme con muy buen sabor de boca. Tenía miedo de este libro porque había leído que es el más “decepcionante” de este autor. Bueno, a mi modo de ver no ha sido así, y no sé si será porque lo he idealizado o porque es bueno de verdad, el caso es que  Ciudades de papel me ha parecido otra novela muy buena, y llena de sentimientos que Green sabe transmitir de manera especial.

“La ciudad era papel, pero los recuerdos no. Todo lo que había hecho allí, todo el amor, la pena, la compasión, la violencia y el rencor seguían manando desde mi interior. Aquellas paredes de hormigón encaladas. Mis paredes blancas. Las paredes blancas de Margo. Durante mucho tiempo habíamos estado cautivos entre ellas, atrapados en su estómago, como Jonah.”

Aunque también está llena de situaciones irónicas y graciosas, otra cosa que tiene en común con las otras dos novelas que me he  leído.

“Quería detener la meada, pero no podía, claro. Mear es como un buen libro: cuando empiezas, es muy muy difícil parar.” 

En este caso volvemos a tener un chico como narrador en primera persona: Quentin. Es un chico normal, del montón, en su último año de instituto que nos narra cómo cambia su percepción de las cosas (y sobre todo de Margo) después de pasar una noche trepidante con su vecina (trepidante en sentido aventurero, malpensados :P). El problema que siempre le veo a este tipo de narrador es que casi siempre se centra sobre todo en el personaje que está narrando, y deja como en un segundo plano a los demás, sin llegar a conocerlos del todo. Nos hacemos un esbozo de ellos, por todo lo que Quentin nos cuenta, pero no conocemos realmente cuál es su carácter o su día a día.
Además de Quentin, la otra protagonista indiscutible es Margo, la vecina de él. De niños eran inseparables, y a medida que crecieron se fueron alejando, a pesar de seguir siendo vecinos e ir al mismo instituto. Margo se hace popular, Quentin se queda en el grupo de los “del montón”. Por otro lado, tenemos a Ben y a Radar, los mejores amigos de Quentin y quienes lo acompañan en el viaje que emprende para encontrar a Margo. Ben es el gracioso, el que lima asperezas y el que quita hierro al asunto de la desaparición de Margo. Radar es, sin embargo, el que más se implica en descubrir dónde ha ido, el que más ayuda a Quentin sin cuestionarse por qué lo hace.
Como personajes secundarios tenemos a los padres de Quentin y a Lacey y Ángela, novias de Ben y Radar respectivamente. En Lacey vemos un cambio, una evolución, o quizá Quentin tenía una idea equivocada desde el principio y por eso da la sensación de cambio en su personalidad y en su carácter. Al principio de la novela nos formamos una idea de que ella es superficial y antipática, pero la primera vez que habla con Quentin es  para interesarse por su amiga, para ver si hay novedades…  y partir de ahí ayuda en su búsqueda, se fija en Ben más allá de su físico… Como si fuera otra persona distinta.
La ambientación no es tan importante en sí, pero realmente es lo que da ritmo y frenetismo a la novela.  Es un viaje por distintos lugares de Estados Unidos, desde Orlando a Nueva York (realmente no sé mucho de la geografía estadounidense, pero tiene pinta de que están bastante lejos); sin embargo podría haber sido un viaje por España y habría sido igual de ágil. Ese ir y venir, echarse a la carretera para buscar a su amor… esa es la verdadera esencia de la novela; y también la esencia de Green. Un viaje que te pone en tensión constante, que te hace preguntarte todo el tiempo “¿Lo conseguirá?”.
Hay una novedad en este libro, y es que está dividido en tres partes. En las anteriores novelas que he leído de Green eran capítulos, de menor o mayor extensión, pero era un solo bloque. En Ciudades de papel nos encontramos tres, que corresponden con el planteamiento, nudo y desenlace de la historia. Y, por supuesto, la novela tiene su punto álgido en la última parte.
Me ha gustado encontrar el estilo del autor, y he visto varias curiosidades en este libro. Para empezar, me he dado cuenta que en cada libro, su protagonista (o más bien debería decir su narrador) tiene una pequeña manía. En este caso, Quentin enumera en muchas ocasiones sus argumentos para hacer algo.

“Se necesita un rato para que cada uno explique a sus padres que 1) ninguno vamos a ir a la graduación, que 2) nos vamos en coche a ___ (lo pongo así porque podría ser un spoiler), a 3) una ciudad que técnicamente puede no existir, con la esperanza de 4) localizar a la persona que ha colgado un comentario en el Omnictionary, que, por lo que Indica el uso Aleatorio de las mayúsculas, es 5) Margo Roth Spiegelman.”

También me he dado cuenta que el elenco de personajes suele seguir un patrón, al menos entre Ciudades de papel y El teorema de Katherineexiste esta similitud: protagonista chico con un problema (la ruptura de Colin en El teorema de Katherine, y la búsqueda que hace Quentin de Margo en Ciudades de papel), amigo graciosillo pero que no puede faltar (Hassan en El teorema y Ben en Ciudades) y un viaje trepidante por varios estados hasta llegar a su ¿destino?
Vuelve a ser una novela cargada de sentimientos, y además mucha gente se puede sentir identificada con Quentin… ¿Amor imposible? ¿Harías todo lo que fuera por esa persona? Muchas de las conclusiones a las que llega Quentin, he llegado yo misma en alguna ocasión. A la carga amorosa, que no es lo único en la novela, se suma esa sensación de estar en el último año de instituto, en el filo del acantilado, en el no saber qué hacer con tu vida cuando acabe esa etapa…

Y aún con toda la importancia que se le da al amor que Quentin siente por Margo, para mí queda mucho mejor reflejada la amistad. Se ven mucho mejor los valores y los sacrificios, por llamarlos de alguna manera, que se hacen por un amigo, más que por un amor. Y sobre todo me he fijado en esto gracias al personaje de Radar.

“Era lo que más me gustaba de mis amigos, que nos bastaba con sentarnos a contar historias.”

En definitiva, que si también habéis leído que este es el libro más flojo de Green, ya os digo yo que no. Es un libro quizá más profundo en cuanto a reflexiones, y por eso a la gente acostumbrada al “sufrimiento” en los libros de John Green les ha podido parecer más lento. No es mi impresión, por tanto es recomiendo que lo leáis. Yo me declaro fan de John Green, y me da igual que me miren mal o me digan que “me he unido al fenómeno”. Si es bueno, es bueno.

¡¡A leer!!

19 comentarios sobre “Ciudades de papel

  1. Yo en todo caso me aventurare con Bajo la misma estrella, aunque por el momento no tengo pensado leer nada mas de Green. Es que creo que no va a ser de mi estilo, aunque solo por curiosidad leere el primero de ellos. Besos

    Me gusta

  2. Me apetece mucho leer este libro: es un autor que me parece que escribe bien y que cuenta historias que se alejan algo del tópico… Pero voy a esperar a que el boom desaparezca para hacerle hueco a esta historia. 1beso!

    Me gusta

  3. ¡Aún no he leído nada de John Green! Pero creo que este será el primero que lea es el que más me llama y veo que esta muy bien^^ A ver si me paso a comprarlo este mes en cuanto cobre jajaja 🙂

    Un beso

    Me gusta

  4. Hola 🙂
    A mi me gustó el libro, no es un libro para tirar cohetes pero está bien. La que más me ha gustado ha sido la segunda parte del libro, me reí bastante con Quentin y sus amigos.
    Saludos.

    Me gusta

  5. ¡Hola, Nieves!

    Menos mal que alguien piensa más o menos como yo, porque en general suelen decir que este es el peor libro, el más lento y tal y cual, pero a mí me pareció bastante profundo, tiene puntos que te hacen reflexionar un montón. Y los personajes a mí no me resultaron planos, es más, creo que es el punto fuerte de John Green.

    ¡Un besote!❤

    Me gusta

  6. Yo tengo esta reseña pendiente desde hace años, me costó siglos lograr terminar el libro y aun no he podido hablar de la reseña. La verdad a mi no se porque pero no me gustó, me aburrió muchísimo, sentía que avanzaba muy lento, y por lo mismo que no tengo nada interesante que decir de el, no he escrito la reseña. El Teorema no lo he leído pero sin duda es el próximo libro de Green que leeré.

    Buenos nos leemos pronto, llegue aquí por el grupo en Whats.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s