39 cafés y un desayuno

39 CAFÉS Y UN DESAYUNO
Para conocer más de la autora, leer la entrevista que le hice hace unos días 😉
Sinopsis oficial
Martina es una mujer como cualquier otra. En el camino de la treintena, comienza a preguntarse cómo lograr ese amor del que todos hablan y solo unos pocos consiguen. Su hermana Amélie, una chica divertida y apasionada por las nuevas tecnologías, será su cicerone en la búsqueda del hombre perfecto. El amor ya no está en el aire, como decía la canción: ahora está en la red.
La novela, impresiones
He de decir que ha sido una grata sorpresa encontrarme con esta novela. Después de Dame un mes soltera, que me gustó, pero no me llegó intensamente como me pueden llegar otras lecturas, debo decir que encuentro en 39 cafés y un desayuno una mejor destreza por parte de Lidia Herbada para engancharnos a la vida de Martina, contada a través de su hermana. Esta novela me ha llegado mucho más, y además ha seguido la dinámica de sacar sonrisas, que es lo que me gusta en este tipo de novelas.
Volvemos a encontrarnos narradora en primera persona, pero esta vez es una forma de narrar extraña, porque no habla de su vida, sino la de su hermana. Así, mediante esta narradora en primera persona, conocemos la vida de Martina, una mujer que se ha cansado de ser soltera y quiere encontrar al amor de su vida de una forma poco convencional (aunque cada vez mas frecuente): por internet. Nos vamos embarcando así junto con Martina, pero con la voz de su hermana, en las distintas citas que va a ir teniendo con diferentes chicos para saber si alguno de ellos será su príncipe azul.
La protagonista indiscutible es Martina. He encontrado una cosa incompatible en esta manera de narrar, y es que queda un poco inverosímil que la narradora lo conozca absolutamente todo de los movimientos de su hermana. Sí, es una tontería, pero tenía que decirlo. Aún así, es una forma innovadora de narrar, y el experimento ha sido gratificante, original. También nos encontramos más personajes, como la hermana de Martina, los diferentes ligues de esta y el grupo de amigas que tiene un nombre muy curioso.
El libro está dividido en diferentes capítulos, que tienen por nombre las distintas formas de hacer café que hay, o simplemente que llevan la palabra “café” en ellos. La historia está contada de manera lineal, y hay poco diálogo, aunque está presente en la técnica narrativa. Mayoritariamente se trata de contar los sentimientos de Martina, o sus pensamientos acerca de los diferentes chicos a los que va conociendo, así que la descripción y la narración propiamente dicha es lo que más predomina.
Lo que más me ha gustado de esta novela (y no suele pasar) son las reflexiones, las frases optimistas que hay en ella. Es la primera vez, creo, que no me pasa que un libro lleno de frases no me parece un “manual de la felicidad”; al contrario, me parece que le da un toque muy especial y que realmente al leer el libro eres un poquito más feliz. Quizá es que he pillado el libro en el momento justo de que me hiciera sentir así, o llamadlo X, pero a mi me ha resultado muy gratificante leer esta historia.
Lo que menos, quizá, que es un poco desesperante ir pasando páginas y que todos los chicos sean inmaduros, sosos, vagos, poco interesantes… vamos, que nunca da con el “chico perfecto” para ella. También me ha parecido chocante que Martina tenga una personalidad tan fuerte cuando está sola, pero cuando parece que da con un hombre que va con ella, pierde toda su personalidad, se deja llevar mucho y parece una persona totalmente diferente. Es algo que nos puede pasar a todos, sin duda, pero no sé, no me parece que tenga que ser eso lo que defina una relación.
Resumiendo, el libro es un grito al optimismo y al no darse por vencido a la hora de encontrar el amor. Siempre llega, y cuando menos te lo esperas aunque hayas estado buscando durante meses, acabará llamando a tu puerta. Acabas el libro con una sonrisa y con una sensación de optimismo en tu cuerpo.

16 comentarios sobre “39 cafés y un desayuno

  1. Es un libro fresco y livianito que gustará mucho a los fans del género. A mí me agradó, pero la hermana me pareció un poco cargante y coincido que a Martina se le iba la personalidad en lo que se liaba con un chico… y eso no me gustó. 1beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s