Palmeras en la nieve

Quiero agradecer a O meu cartafol este ejemplar, puesto que lo gané en un sorteo que realizó en su blog (me da vergüenza admitirlo, pero era para una lectura conjunta que no conseguí seguir). Gracias también a Planeta por ofrecerlo para el sorteo, venía con una libreta muy bonita, que he usado como agenda 🙂
PALMERAS EN LA NIEVE – LUZ GABÁS
Autora: Luz Gabás
Título: Palmeras en la nieve
Editorial: Planeta
Edición en tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 720
Precio: 22,50€
Autora
Luz Gabás Ariño nació en 1968 en Monzón (Huesca). Los mejores momentos de su niñez y adolescencia también transcurrieron entre el pueblo de su familia paterna (Cerler, en el Valle de Benasque) y el de su familia materna
(Serrate, en el Valle de Lierp). Después de vivir un año en San Luis Obispo (California), estudió en Zaragoza, donde se licenció en Filología Inglesa y obtuvo más tarde la plaza de profesora titular de escuela universitaria. Durante años ha compaginado su docencia universitaria con la traducción, la publicación de artículos, la investigación en literatura y lingüística y la participación en proyectos culturales, teatrales y de cine independiente.
Desde 2007 vive en el precioso pueblo de Anciles, junto a la Villa de Benasque, donde se dedica, entre otras cosas, a escribir.
Su primera novela, Palmeras en la nieve, fue uno de los éxitos editoriales de 2012.

Sinopsis (de la editorial)
Es 1953 y Kilian abandona la nieve de la montaña oscense para iniciar junto a su hermano, Jacobo, el viaje de ida hacia una tierra desconocida, lejana y exótica, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de este territorio exuberante y seductor, le espera su padre, un veterano de la finca Sampaka, el lugar donde se cultiva y tuesta uno de los mejores cacaos del mundo.
En esa tierra eternamente verde, cálida y voluptuosa, los jóvenes hermanos descubren la ligereza de la vida social de la colonia en comparación con una España encorsetada y gris; comparten el duro trabajo necesario para conseguir el cacao perfecto de la finca Sampaka; aprenden las diferencias y similitudes culturales entre coloniales y autóctonos; y conocen el significado de la amistad, la pasión, el amor y el odio. Pero uno de ellos cruzará una línea prohibida e invisible y se enamorará perdidamente de una nativa. Su amor por ella, enmarcado en unas complejas circunstancias históricas, y el especial vínculo que se crea entre el colono y los oriundos de la isla transformarán la relación de los hermanos, cambiarán el curso de sus vidas y serán el origen de un secreto cuyas consecuencias alcanzarán el presente.
En el año 2003, Clarence, hija y sobrina de ese par de hermanos, llevada por la curiosidad del que desea conocer sus orígenes, se zambulle en el ruinoso pasado que habitaron Kilian y Jacobo y descubre los hilos polvorientos de ese secreto que finalmente será desentrañado.
Un excelente relato que recupera nuestras raíces coloniales y una extraordinaria y conmovedora historia de amor prohibido con resonancias de Memorias de áfrica.

La novela, impresiones
Esta reseña me ha llevado mucho tiempo escribirla, porque primero hay que asimilar el contenido del libro. Es una novela cargada de sentimiento, de verdad, de historia y de emoción, así que cuesta desprenderse de esto y mirarlo desde otro plano para poder ver claramente qué es lo que te ha transmitido.
Lo primero que me llamó la atención de él (además de que sobrepasa las 500 páginas y eso ya fue un incentivo para mí), es el título. Me resultó muy llamativo mezclar algo tan selvático o tan tropical, mejor dicho, con otro elemento totalmente opuesto en la naturaleza, que es la nieve. ¿Palmeras y nieve? Un título arriesgado, pero al final sacas en claro qué significado tiene, y la verdad es que guarda estrecha relación con la historia.
Es evidente el esfuerzo que ha tenido que hacer la autora, Luz Gabás, para conseguir reunir toda la información histórica que contiene el libro, y es destacable el gran talento que tiene para hacernos comprender una época histórica mediante una narración que ha salido totalmente de su imaginación. Sublime.
Confieso que las primeras páginas, las que son puramente históricas, las que nos relatan la vida de las islas colonizadas por los españoles y cómo vivían las familias de aquellos tiempos, se me ha hecho un poco pesado. Mucha información que procesar en poco espacio. Pero en cuanto entramos en materia, en cuanto conocemos y hacemos nuestros a los personajes, las 500 páginas restantes se devoran, directamente. Fácilmente te puede durar una tarde el libro, porque además es de lectura sencilla, y te atrapa con su lenguaje cercano.
Ha sido una grata sorpresa volver a encontrarme con unos personajes tan bien definidos. La autora los describe con mimo, pero como realmente conocemos a los personajes es a través de sus diálogos. El protagonista es Kilian, un joven que va a trabajar a la isla de Fernando Poo, el futuro en el Imperio Colonial. Va con cierta reticencia, pero cuando lleva un tiempo allí se enamora de la isla, de su gente, de las costumbres, y le va a costar abandonarla para visitar a su familia en España. También hay otra cosa que le retendrá más que nada: el amor. Sí, porque el amor es clave en esta novela. Puede parecer que el epicentro es la vida en la isla, el desarrollo de la familia de Kilian, Jacobo, y los demás españoles que van a trabajar allí, pero lo que de verdad mueve todos los hilos es una historia de amor.
No podemos olvidarnos de hablar del personaje que desencadena toda la historia: Clarence. La hija de Jacobo que por casualidad descubre un fragmento de carta misterioso y por el cual decide hacer un viaje a la isla donde pasaron tantos años su padre y su tío. Allí descubrirá un secreto muy bien guardado en la familia Rabaltué, y sus intentos de revelarlo es lo que nos lleva a esta fascinante trama.
Luz Gabás nos dibuja su novela entre un pasado en el Imperio Colonial Español y un presente en el que Clarence descubre un secreto de su familia que ocurrió en ese pasado. El principio de la novela transcurre en el presente, cuando Clarence encuentra una carta de hace más de treinta años. Tras este primer contacto con la historia, nos sumergimos en el pasado de la familia Rabaltué, un pasado en el que dos hermanos van a trabajar a la isla de Fernando Poo, isla donde se desarrolla gran parte de su vida. Hacia la mitad de la novela, cuando ya hemos entrado en la historia familiar y ya conocemos bien a los personajes, sobre todo a Kilian, volvemos al presente, donde Clarence ha decidido viajar a esa isla, ver dónde y cómo vivieron su tío y su padre, y descubrir lo que ocultan. A partir de entonces, la acción va a transcurrir en el presente, pero cuando Clarence habla con personas de la isla que trabajaron con su padre y su tío, volvemos a ese pasado colonial.
Un pasado y un presente que se van hilando y entretejiendo y que no nos hacen perder en ningún momento la trama principal de la obra. Maestría la que demuestra Luz Gabás al conseguir mezclar dos tiempos distintos sin hacer que perdamos el norte de la historia.
Por último, he de decir que el libro tiene unas reflexiones muy emotivas que tratan sobre la vida y los sentimientos. Reflexiones muy entrañables que nos hacen apreciar más lo que tenemos cerca, pero sobre todo lo que tenemos lejos. Y me gustaría compartir una cita con vosotros, la reflexión final que hace Luz, que resume 700 páginas en apenas dos líneas, y que me dejó los pelos de punta y con lágrimas en los ojos:

“Que las huellas de las personas que caminaron juntas nunca nunca se borran”

Gracias, Luz, por esta brillante y apasionante historia. 

Os la recomiendo encarecidamente: aparte de aprender un poco más acerca de nuestro pasado, disfrutaréis mucho de una historia de amor, de esperar al ser querido, del deber de la familia… una novela que lo tiene todo.

14 comentarios sobre “Palmeras en la nieve

  1. Yo me llevé una grata sorpresa con este libro. Empecé a leerlo porque Adriana Ugarte puso en Instagram que iba a hacer la adaptación de este libro, y enseguida lo busqué. Y como tu dices, el principio es pesado y no sabes por donde va a salir la historia, pero luego no puedes parar de leerlo y te marca. Yo he disfrutado muchísimo y en lo que llevo de año creo que es uno de los libros que más me han gustado.

    Me gusta

  2. A mi me averguenza decirlo, pero no consegui pasar del primer tercio del libro. Me estaba aburriendo mucho, y tenia tanto por detras para leer que decidi dejarlo. Dicen que apartir de ahi mejora, pero ahora mismo no me apetece. Quiza es que este genero no es para mi. Me alegro de que tu lo disfrutaras. Besos

    Me gusta

  3. Hace tiempo que tengo este libro en casa, y sólo he leído cosas buenas de él. Me apetece mucho, pero por extensión y porque últimamente me cuesta leer en papel, no termino de echarme para adelante. Pero sé que lo leeré. Con reseñas así, dan ganas de ponerse pero ya.
    Besos.

    Me gusta

  4. A mi me gustó mucho, lo leí para la lectura conjunta y me sorprendió para bien. Cierto que hubo un momento en que sentí que le sobraba alguna página y el ritmo se me hizo algo lento, pero aún así lo recomiendo muchísimo. Ahora estoy detrás de leerme el nuevo de la autora.
    Un beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s