¡A otra con ese cuento!

¡A OTRA CON ESE CUENTO! – RAQUEL ANTÚNEZ
Autora: Raquel Antúnez
Título: ¡A otra con ese cuento!
Editorial: Alentia
Páginas: 197
Precio: Versión kindle: 2,68 €
            Tapa blanda: 14,50 €
Sobre la autora
En una entrevista que le hizo Inés (en Inés y sus libros), Raquel Antúnez decía esto mismo (cito):
«Soy una chica canaria de 31 años, soy esposa y madre. Mi profesión no tiene nada que ver con la literatura, ya que soy administrativa. Desde que tengo uso de razón mis recuerdos son con un cuento en las manos, cuando era pequeña los releía mil veces y en cuanto fui un poco mayor devoraba los libros uno tras otro. Escribir siempre formó parte de mí y fue finalizando el instituto cuando un día me senté delante del ordenador y empecé a teclear hasta que surgió mi primera novela, Contra los Límites. Nunca pensé en compartirla con nadie y menos venderla, pero once años después de escribirla algunas circunstancias me llevaron a probar suerte con la autoedición. Fue un éxito, los ejemplares volaban y no solo eso, sino que los lectores me pedían que siguiera escribiendo, que querían saber más. Pensé que sería incapaz, pero nada más lejos de la realidad. Solo tuve que enfrentarme a la pantalla en blanco y las ideas surgían solas».
Creo que ella misma es capaz de decir más sobre ella que cualquier cosa que os pueda decir yo, por eso me ha parecido apropiado este párrafo (siempre con el consentimiento de la administradora del blog de donde lo he extraído).
Sinopsis
¡A otra con ese cuento! nos mete en la piel de Lucía, una mujer independiente que vive con sus dos mejores amigas. Tiene un buen trabajo (de dos meses a esta parte mejor que bueno), dio un paso adelante con Daniel y parece que su relación va viento en popa y ella es feliz y está a gusto con su vida. De la noche a la mañana todo cambia: la trasladan a otra sucursal donde tendrá una semana horrible entre jefas “ogro” y compañeros pesados (uno más que pesado es acosador), Daniel la deja sin más razón que “esto no va a funcionar, no veo futuro en nosotros”, y no consigue dar pie con bola para recuperar su vida feliz.
En definitiva, vemos como su mundo se va desmoronando y por más que lo intenta no consigue ver la luz de nuevo. ¿Cómo lo hará Lucía para recuperar las riendas de su vida?
La novela
Estamos ante una novela englobada en el género chik lit, divertida (por la sinopsis parece un desastre melancólico y dramático, pero nada más lejos de la realidad), y relajada. Es justamente el tipo de novela que me leo en época de exámenes, porque no hace falta estar muy centrada en la trama para enterarte de lo que está pasando. Además, tardé poquísimo en leerla (y de hecho me quedé con ganas de más), porque además de ser corta, los capítulos están hechos para que te enganches y tengas que leer el siguiente sí o sí.
Raquel Antúnez utiliza un lenguaje coloquial y esto facilita mucho la lectura. Además, te sientes más cercano tanto a la obra como a la escritora (que por entrevistas y redes sociales es fácil averiguar que es muy risueña).
Está narrada en primera persona, nos metemos en la piel de Lucía, la protagonista. Esto hace que vivas de lleno la historia, que conozcas el mundo que rodea a la protagonista como si tú mismo estuvieras sentado en el salón de ese piso compartido y como si te estuvieras enfrentando a esa jefa horrible con la que tiene que tratar en la sucursal a donde la trasladan.
Es una novela con pocos personajes, y que la mayoría están “pasados por encima”; es decir, que no entra en detalles describiendo a los personajes porque lo importante no es eso, sino la trama en sí y en en saber si Lucía consigue recuperar el control de su vida. El personaje más claro y detallado es Lucía (evidentemente, al ser la protagonista no podía ser de otra forma); es, como decía, una mujer independiente que tiene su vida encauzada; alegre, inteligente y activa. Otro personaje al que llegamos a conocer más a fondo es Marcos, un compañero de la nueva sucursal a donde envían a Lucía; es un hombre divorciado, que al principio parece un pesado pero luego resulta que Lucía y él hacen muy buenas migas. Luego tenemos a Daniel, Silvia y Carolina, que son personajes menos desarrollados que Lucía y Marcos, pero que tienen mucha relación con ella; Daniel es su ex/novio, y Silvia y Carolina suys dos mejores amigas y sus compañeras de piso. Me resulta curioso que Silvia y Carolina, siendo tan importantes para Lucía no estén mejor definidas; quiero decir, que si les cambiamos el nombre, daría lo mismo porque cumplen exactamente el mismo papel. 
Con todo esto que os estoy contando casi se me olvidaba que la acción se desarrolla en Canarias, y aunque no tiene mucha revelación en la trama principal, vemos que Raquel se conoce al dedillo este terreno, porque nos lo cuenta con mucha exactitud y podemos llegar a ver las playas tan magníficas (o eso dicen) de esta isla.
Impresiones
He pasado un rato muy agradable en la vida de Lucía. ¡A otra con ese cuento! es una novela muy amena y consigue que por unas horas te olvides de todo lo que tienes al medio y te centres en este mundo “patas arriba” que ha creado Raquel.
En cuanto a Marcos, volviendo sobre un punto que os comentaba antes, no me parece que sea un pesado  ni nada por el estilo; de hecho es un personaje que me ha gustado mucho. Siempre atento a Lucía, a que se encontrara a gusto y a que no lo pasara mal. A pesar del par de encontronazos que tienen, no desiste en su empeño de cuidarla.
Al contrario de lo que me esperaba de la novela al estar englobada en el género chik lit, esta novela tiene bastantes tintes de realidad. Las que tiene Lucía son situaciones cotidianas que nos pueden pasar a todos el día de mañana si es que no nos han pasado ya.
Y, antes de despedirme, me gustaría comentar el estilo de Raquel, que me ha gustado mucho. Es un estilo muy cercano, muy directo y con los giros justos en la novela. Sin duda alguna llama a leer todo lo demás que tiene la autora publicado (Redes de pasión, Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos y Contra los límites); en cuanto pueda me haré con todas ellas y os contaré qué me han parecido 🙂
Gracias Raquel, por sacarme de mi “enclaustramiento” cerebral en la Sintaxis formal jajajaja. 

5 comentarios sobre “¡A otra con ese cuento!

  1. Jajajaja no sabes como me alegra haberte ayudado a desconectar de los examenes. Marcos es un amor, sin duda, jejeje a mí me tiene enamorada. Cuando lo encuentre oa po presento 😉

    Gracias por tus palabras, que me llenan de alegría y emoción y gracias por dar una oportunidad a mis historias.

    Besoteees

    Me gusta

  2. Coincido contigo, a mi también me gustó mucho, y Marcos es un encanto aunque al principio me pareció rarito jajaja aunque claro cuando empieza a salir el verdadero Marcos… ya quisiera yo uno así 😛 Animo con los examenes 🙂
    Un beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s